Especialistas en Soluciones RPA

Venezolanos viajan a La Habana para vender ropa y luego compran comida y medicinas para llevar a Venezuela

Por: José Manuel Maceiras López (enviado especial en La Habana)

En el diccionario de la sobrevivencia que va dejando la crisis venezolana, el “bachaqueo” alude a una forma de especulación que consiste en conseguir los productos de primera necesidad en los mercados, y venderlos a tres veces su valor, a quienes no tienen otro remedio que comprarlos.

La “bachaca” es una hormiga grande y de color negro, muy común en el campo venezolano, que como puede llevar enormes cargas sobre el lomo, ha pasado a designar “metafóricamente” un nuevo oficio asociado al mercado negro y a la reventa.

Conscientes de que en Cuba la escasez es también seña de identidad, cada vez son más los venezolanos que están viajando a la Isla con el fin de vender ropa usada o nueva, zapatos y productos de belleza e higiene.

Los precios de venta de los productos estarían oscilando entre 1 y 15 CUC. El negocio estaría siendo lucrativo y beneficioso para ambas partes, pues la ropa en Cuba en las tiendas suele ser muy cara.

Vees.tv ha citado las declaraciones de varios ciudadanos venezolanos que se están dedicando a ello.

Un venezolano que se encuentra ahora en La Habana (Agosto 2017), nos relata su experiencia, de la que espera sacar en limpio una ganancia de 500 dólares:

 “Me llevé para vender champú, jabones de baño, cremas dentales, perfumes y ropa nueva.”

 Y agregó:

“En el aeropuerto, en Caracas, no me quitaron nada. Permiten seis productos de cada cosa, pero uno siempre deja colar más. En  Cuba hay que resolver con los funcionarios: dejan meter 10 productos de cada cosa, 15 es exceso, pero si les regalas varias productos no hay problema, aunque todo es riesgo en esto, hasta preso puede ir uno.”

Las propias aerolíneas han detectado que los vuelos a Cuba sostienen una elevada media de viajeros, mientras otros vuelos a países como Colombia y Panamá, van medio vacíos.

Según declara una aeromoza de una de estas aerolíneas:

“Ya  están al tanto los funcionarios en el aeropuerto y la revisión a las maletas se está volviendo más exhaustiva.” 

Sin embargo, la posibilidad de maniobrar que tiene la Aduana, es relativa porque:

“La ropa es lo que más está  saliendo, ¿cómo la quitas?, eso está pasando, mientras que los productos de belleza e higiene no se dejan sacar en grandes cantidades, los alimentos siguen prohibidos a Cuba.”

Otro venezolano afirma haber obtenido buenos dividendos de la venta de pasta de dientes, chocolates y ropa, que vendió a la propia dueña del hospedaje donde se queda en Cuba, quien se lo compró todo.

En lo que parecen coincidir varios de los ciudadanos venezolanos entrevistados es que en estos momentos la mercancía que más fácil “funciona” es la ropa, no solo por la necesidad que hay de ella en Cuba, sino también por las posibilidades de “entrarla” en el aeropuerto sin tener problemas.

Con el resultado de la venta, estos peculiares viajantes de comercio recuperan la inversión del boleto, y los gastos generales que hayan tenido en la Isla.

Además compran comida (arroz, fríjoles, etc) y medicinas para llevarlas a Venezuela y poder venderlas allá.

Los venezolanos han encontrado en el “bachaqueo” en Cuba una forma de sobrevivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: